Archivo de la etiqueta: El Mundo de Córdoba

Posibles hipótesis sobre la quema de un periódico en México

98 de cada 100 crímenes quedan impunes en México. En Córdoba, municipio de 195.000 habitantes en el estado mexicano de Veracruz, no podía ser menos. Allí, hace un mes ardió un periódico, El Buen Tono, y todavía nadie sabe por qué.

No es nuevo que México es un mal lugar para hacer periodismo. Sólo en lo que va de año 13 periodistas han sido asesinados. También en 2011 siete redacciones de periódicos han sido atacadas. Sin embargo el caso del ataque perpetrado a El Buen Tono el pasado 6 de Noviembre es muy particular. Veracruz es un estado en el que la violencia ha aumentado en los últimos tiempos: hace dos meses el gobierno federal implementó un dispositivo de seguridad, Veracruz Seguro, desplegando al Ejército en las calles para luchar contra el narco. En las carreteras hay retenes militares revisando los vehículos e incluso en las ciudades pequeñas los soldados armados se encuentran a cada paso.

En los estados donde operan los cárteles se corre un tupido velo alrededor del tema. Como si estuviéramos hablando del mismísimo Voldemort, en Veracruz no se habla de Los Zetas, sino que la gente se refiere a ellos como ‘los de la última letra’ y no habla del tema con cualquiera. La prensa local evita la publicación de detenciones criminales, y cuando lo hace nunca cita los nombres de los cárteles y mucho menos de los detenidos. Las noticias relacionadas con el narco en México no se firman con nombre y apellido. Nadie quiere ser el siguiente amenazado.

EL ATAQUE 

Julio Fentanes. Dir. El Buen Tono. Foto: Leo Morales. El Universal.

‘Cerca de la madrugada del sábado para el domingo, creo que era día 5…Llegan 3 vehículos, gente armada, no sé…15, 20 personas, armas largas. Traían galones de gasolina. Someten al guardia que está en la puerta y se meten al periódico, rompen los cristales, lujo de violencias…Hace mucho ruido esta gente… Se mete y en ese inter todavía tenía unos 15 trabajadores adentro de la redacción. Estábamos cerrando, es medianoche, es hora de trabajo. Se asustan, corren, se vienen a refugiar a esta parte trasera del periódico. Riegan de gasolina y prenden fuego. Ese ataque dura 4 o 5 minutos’. Así relata Julio Fentanes, director del periódico, el asalto a la redacción. Realizamos la entrevista en la sala de rotativas, donde ahora trabaja un menguado equipo: más de 20 trabajadores, entre periodistas y maquetadores, renunciaron a su puesto después de la agresión.

Redacción de El Buen Tono una semana después de el atentado

Sin embargo los directivos del diario no responsabilizan de este ataque al crimen organizado, donde reside la sospecha lógica, sino que lo catalogan de ‘violencia política’. En 35 años no había salido un diario nuevo a las calles cordobesas. Con sólo un mes de vida, El Bueno Tono, con una tirada de 8.000 ejemplares diarios, fue quemado. Tanto el dueño como el director predican que la suya ‘es una línea crítica, de denuncia ciudadana’ y que por lo tanto no ha sentado bien a los altos cargos municipales y estatales, ni a sus amigos. Y lanzan acusaciones veladas. De entre sus noticias destacan a tres afectados por su línea editorial: Francisco Portilla, alcalde de Córdoba por el PRI; Raúl Arróniz, dueño del diario El Mundo de Córdoba; y Carlos Demuner, director de Tránsito y Transporte del Estado de Veracruz.

LOS SOSPECHOSOS

En torno a estos tres sujetos El Buen Tono publicó sus noticias más sonadas. Denunciaron que Carlos Demuner, director de Tránsito y Transporte del Estado de Veracruz, no está capacitado para el cargo según la Constitución del Estado de Veracruz, que exige que su puesto esté cubierto por un licenciado.

El caso que atañe al alcalde Portilla y al dueño del diario de la competencia es más enrevesado. La primera noticia que publicó El Buen Tono cuando salió fue la denuncia de la concesión de los parquímetros de la ciudad al dueño de El Mundo de Córdoba: 500 millones de pesos en 15 años. El director de El Buen Tono hace hincapié en que esta primicia no sentó bien a ninguno de los implicados, y evalúa a su rival informativo: ‘Tiene 50 años, claro, es el líder, lo reconocemos. Pero es un periódico que está supeditado a la información de gobierno’.

Julio Fentanes nos cuenta que la entrada de un nuevo periódico en la ciudad no sentó bien a la directiva de El Mundo ‘Tanto incomodamos a la competencia que amenazó en un principio a los voceadores de quitarles su aguinaldo, sus prestaciones, si vendían otro periódico que no fuera el de ellos. Los kiosqueros de la ciudad avalan el relato y comentan que El Buen Tono se vende razonablemente bien desde que salió.

‘¿A QUIÉN PROTEGEN?’

Portada del Martes 15 de Noviembre de 2011

Dentro de este pozo de corrupción política y empresarial, El Buen Tono continúa con su línea de denuncia: una semana después del atentado volvió a salir a la calle con un editorial en portada titulado ‘¿A quién protegen?’. En ella los directivos del diario se preguntan por qué la Procuraduría de Justicia Estatal de Veracruz no ha hecho público un vídeo captado por las cámaras de seguridad del ataque en el que se ve a los asaltantes a cara descubierta. ‘La Procuraduría dice que no lo puede revelar, pero en ese video se ven a los 15 o 20 sujetos, todos con rifles AK47 haciendo los destrozos que te acabo de platicar. Y se ven las caras de los tipos. Que tan grande es la impunidad o la seguridad del delincuente de que no lo van a hacer nada que no le preocupa cubrirse el rostro: que lo vean, no importa. Y que la autoridad no pueda difundir sus caras para que la gente diga, ah sí, y lo conozco’ comenta Fentanes, recordando como tras el atentado de el Casino Royale varios criminales fueron identificados gracias a la difusión de los vídeos.

EL SILENCIO DE LOS SEÑALADOS

La historia contada por la víctima siempre parece la más creíble. Y además en este caso no existe otra versión oficial, porque ni el alcalde de Córdoba, ni los responsables del diario El Mundo, ni la Procuraduría de Justicia de Veracruz hacen ningún tipo de pronunciamiento con respecto a estas sospechas.

El inexplicable silencio que mantienen las partes implicadas sólo les acerca más a la posición de culpabilidad, sin embargo en la ciudad circulan otras dos hipótesis más a las que El Bueno Tono no alude.

HIPÓTESIS B: ATENTADO DEL NARCO

Una de ellas sería la del ataque del narcotráfico, pero los periodistas que llevan toda la vida trabajando en México la descartan porque no hubo ningún tipo de amenaza previa, sino un ataque de la noche a la mañana: ‘Si conoces como han sido los ataques a otros medios…no caen de sorpresa. En mi experiencia, yo trabajé en un medio donde también nos atacaron: nos aventaron una granada, y la granada no llegó de la noche a la mañana. Hubo una serie de amenazas, unas veinte’ relata un periodista cuyo nombre, para variar, prefiere mantener en el anonimato.

HIPÓTESIS C: AUTO ATAQUE 

La segunda hipótesis es la del auto ataque. Leyendo a la víctima, todo cuadra, pero en el enrevesado funcionamiento del sistema político-mediático mexicano hay que mirar mucho más allá de la portada. José Abella, dueño de El Buen Tono, no es un desconocido en Córdoba. Se presentó a alcalde en las pasadas elecciones por el PAN, y perdió. Así, no es coincidencia que su recién estrenado periódico dedique gran parte de su tiempo a señalar las faltas del actual regidor de Córdoba.

José Abella durante la campaña en Julio de 2010

Haciendo un poco de historia, el señor Abella también denunció durante la campaña electoral que El Mundo no le estaba dando la cobertura adecuada como candidato a la alcaldía, ya que estaba coludido con el electo Portilla. Una fuente que no quiere ser identificada lo resume en una frase: ‘Es un rancho aquí: es un pleito entre dos personas poderosas dentro de una ciudad muy pequeña.’

Fotomontaje Abella-Arróniz del blog enlacecordoba.blogspot.com

Esta misma fuente apoya la versión del autoataque con otros argumentos que son vox populi en Córdoba. Habla de José Abella como un personaje extravagante, que durante la campaña agredió a un ciudadano en un bar por no mostrarle respeto y montó su periódico ‘a base de billetazos (imagínate que tu trabajas en EL MUNDO, ganas 7000 pesos mensuales y llega un buey y te dice: oye, pues voy a hacer un periódico ¿cuánto ganas? 7000. Y plas, 18.000, por un capricho)’. Le definen como ‘impredecible’.

RESULTADOS: 98%

Si bien las percepciones personales de un bando no pueden constituir pruebas; y el nulo interés que muestra la Procuraduría de Justicia de Veracruz por resolver el caso tampoco es alentador; el resultado final es el mismo: 98 de cada 100 delitos en México quedan impunes.

Esa impunidad no hace más que alimentar el sistema de corruptelas con el que conviven 122 millones de personas, en el que a nadie sorprende que se sospeche de que alguien queme su propio periódico o que un alcalde y el grupo mediático que le apoyan puedan ser sospechosos de haber quemado la redacción del contrincante asaltándolo con AK-47.

Y mientras, servidora alucina.

Anuncios