Archivo de la etiqueta: Octavio Enríquez

Nicaragua: futuro poselectoral incierto

El domingo pasado los nicaragüenses elegían presidente. Quizás sería más acertado decir que en Nicaragua se elegía presidente, porque a pesar de ser un país democrático, las irregularidades que se han denunciado por parte de observadores internacionales en estos comicios hacen pensar que el hecho de que el socialista Daniel Ortega, candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional, haya sido reelegido con el 62’66% de los votos no responde necesariamente a la voluntad del pueblo, y aun así, el mundo sigue girando y Ortega, gobernando durante 5 años más. Este será su tercer mandato, el segundo consecutivo desde que en 2007 el FSLN asumiera el poder tras 16 años de gobiernos derechistas.

¿POR QUÉ FRAUDE ELECTORAL?

La Misión de Observación de la Unión Europea califica estas elecciones en su informe de ‘proceso carente de neutralidad y transparencia’. Sólo el 63% de las juntas observadas (559, el 4’3% del total nacional) merecieron una valoración positiva a la hora del recuento por parte de los observadores, ya que se dieron ‘decisiones anulación de voto discriminatorias en favor del FSLN ’.

Ortega victorioso. Reuters

Pero el control por parte del partido de Ortega de estas elecciones empezó antes de las votaciones, no sólo porque la UE apunta como ‘un problema extendido’ la entrega irregular de cédulas de identidad, imprescindibles para poder ejercer el derecho a voto; sino porque además Daniel Ortega se ha presentado a la reelección a pesar de que la Constitución nicaragüense lo prohíbe. El diario LA PRENSA de Nicaragua analiza esta violación permitida por la oposición como un canje a cambio de la permisividad para quebrantar la carta magna en otras cuestiones convenientes.

El eurodiputado socialista Luis Yánez –Barnuevo, jefe de la misión de observación de la UE critica el desarrollo de los comicios. ‘Es indudable que el señor Ortega y el Frente Sandinista han ganado las elecciones. No estoy diciendo que ha ganado con transparencia y limpieza, porque no sabemos qué hubiera pasado si no hubieran existido todas esas trampas y zancadillas’. Si bien los resultados coinciden con los de los sondeos preelectorales, lo hacen en unos porcentajes un tanto exagerados.

Opositores a Ortega se manifiestan en Managua

Precisamente por esta razón el principal opositor al antiguo comandante sandinista, el centro-derechista del Partido Liberal Independiente Fabio Gadea, ha pedido la celebración de nuevas elecciones para corregir las irregularidades cometidas y ha salido a las calles de Managua junto con sus seguidores para denunciar el presunto fraude electoral. Las protestas han acabado en enfrentamientos violentos entre partidarios del PLI y del FSLN.

FUTURO INCIERTO

Aunque dicho requerimiento posiblemente caiga en saco roto. Ya en los comicios municipales de 2008 surgieron indicios de fraude que favorecían al FSLN (que ganó la mayoría de las alcaldías) y la única consecuencia fue que Europa y EEUU cortaron parte de sus programas de cooperación al desarrollo. Conclusión: los nicaragüenses salieron doblemente perdedores y sus políticos siguieron reproduciendo el modelo de corruptelas al que acostumbra gran parte de  Latinoamérica.

Si, como es de prever, el sandinista Ortega gobierna los próximos 5 años en Nicaragua, el populismo asistencial que predica mantendrá vivos a los nicaragüenses pero no sacará de pobre al segundo país más necesitado del continente después de Haití.

Con la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, Ortega ha querido mandar un mensaje tranquilizador en su primer discurso tras la victoria, asegurando que no habrá ‘cambios dramáticos’ en las políticas de su Gobierno. Además propone incrementar la producción del país como ‘herramienta fundamental para seguir avanzando contra el capitalismo salvaje’. Esta línea discursiva que recuerda al autoritarismo chavista ya ha despertado la incertidumbre en Nicaragua, un país con una historia relativamente reciente en la lucha anti dictatorial.

La violencia política que han generado estas elecciones (ayer 4 civiles murieron en el norte del país y 46 policías resultaron heridos) que el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos cifra en 62 víctimas desde febrero, no ayuda a amainar las dudas sobre el futuro del país. La falta de libertad de prensa que denuncia el periodista nicaragüense Octavio Enríquez permite en ocasiones análisis tan lúcidos como el de Carlos Chamorro en EL CONFIDENCIAL, donde plantea que, si Ortega ha manipulado unas elecciones en las que los sondeos le daban como claro ganador, ¿por qué no va a profundizar en su proyecto político de ‘concentración de poder y demolición del estado de derecho y de las instituciones democráticas’?

¿Y A MI QUÉ?

El lector español medio quizás crea que nada de esto le afecta ni debiera interesarle. Sólo tengan en cuenta que ante este panorama de violación democrática, la reacción de España desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se limita a un comunicado de prensa donde el gobierno ‘se congratula por el apego de la sociedad nicaragüense a los valores democráticos’ y ‘reafirma su compromiso con Nicaragua’:

94-2011. ELECCIONES EN NICARAGUA 

Madrid, 9 de noviembre de 2011.

Las elecciones celebradas en Nicaragua el pasado 6 de noviembre se han desarrollado pacíficamente y con una notable participación popular. El Gobierno español se congratula por el apego de la sociedad nicaragüense a los valores democráticos.

El Gobierno español agradece la labor de la Misión de Observación Electoral de la UE y espera que sus apreciaciones sobre el proceso electoral sean tenidas en cuenta por las autoridades nicaragüenses.

Los resultados electorales conocidos señalan una victoria del Frente Sandinista y del Presidente Daniel Ortega. El Gobierno español reafirma su compromiso con Nicaragua, reflejado en la amplia cooperación que, en numerosos ámbitos, España ha venido prestando, y expresa su voluntad de seguir trabajando con el Gobierno de Nicaragua en beneficio de la sociedad nicaragüense y en favor del proceso de integración centroamericana.

Anuncios